Consejos para cosechar plantas

 

Las plantas trabajan en todos los planos, no solamente el físico. En los saberes de los pueblos originarios de este y otros territorios, se concibe a las plantas como seres completos y con maestría, y se realizan rituales para invocar a sus espíritus en la sanación.

Pedir permiso a una planta antes de cosecharla, es entrar en contacto con ese espíritu.

Agradecerle también.

Cada planta tiene sus principios activos en diferentes lugares (hojas, tallos, flores, raíces, etc).

Cuando cortamos tallos, lo conveniente es armar ramilletes y colgarlos con la parte superior hacia abajo, en espacios ventilados sin exposición al sol.

Si cosechamos hojas o flores sueltas, podemos utilizar una rejilla.

Si aparece moho o las hojas se ponen muy negras, el secado no está funcionando bien; en ese caso podemos quitar las partes afectadas. Si se ha afectado la cosecha en su totalidad deberemos descartarla, ya que las plantas han perdido o mermado su efecto medicinal y pueden generarse toxinas.

Una vez secas, podemos almacenar las plantas en bolsas de papel o en frascos de vidrio, etiquetando con nombre, fecha de cosecha y lugar.

Otros factores a tener en cuenta para cosechar:

  • Clima: es mejor cosechar en días de clima seco, para evitar que durante el tiempo de secado aparezca moho u hongos en las plantas. Además, la lluvia lava y disminuyendo la concentración de principios activos
  • Fases lunares: si cosechamos flores u hojas, la fase conveniente es Luna Llena. Para cortezas, Luna Menguante y para raíces Luna Nueva
  • Lugar de cosecha: elegir plantas de sitios resguardados, lejos de ambientes contaminados (las carreteras o la ciudad no son buenos lugares para cosechar)

Para evitar hacer un daño a la planta, siempre cortamos menos de la mitad de sus hojas o flores. De lo contrario, es probable que la planta muera.

Abrir chat
1
🌸 Ayuda
Hola 🌸
¿Cómo podemos ayudarte?